Hay una serie de señales que da el organismo y que indican que hay una falta de de vitaminas bastante evidente y clara.

No cabe duda, que la dieta más equilibrada y nutritiva para el organismo es la mediterránea. Este tipo de alimentación aporta una buena cantidad de nutrientes que son esenciales a la hora de mantener un óptimo estado de salud.

Por desgracia una importante parte de la población no sigue las directrices propias de la dieta mediterránea y tiene una carencia importante de nutrientes como ocurre con el caso de las vitaminas.

Caída excesiva del cabello

Si el cabello se te cae con mucha facilidad debido a la debilidad del mismo, es muy probable que haya un déficit importante en el organismo de la vitamina B8. Aparte de la pérdida de pelo, la persona puede sufrir un aumento considerable de las canas y un enrojecimiento la zona del cuero cabelludo. Si esto ocurre sería conveniente ingerir una mayor cantidad de pescado azul, de nueces o de yema de huevo.

Las heridas no cicatrizan rápido

Se trata de síntoma que puede evidenciar que la persona tiene una falta de vitaminas C y K o que los niveles de azúcar en la sangre son demasiados altos. Aparte de que las heridas cicatrizan más tarde de lo normal hay otra serie de señales claras de la falta de tales vitaminas como es el caso de una inflamación de las encías o la aparición de hematomas por diversas partes del cuerpo.

Esta descompensación de tales vitaminas se debe en gran parte a una alimentación totalmente desequilibrada. En muchas ocasiones la ingesta de ciertos antibióticos suele ser el causante de la escasez de vitamina K en el organismo.

Avatar

Por Marina Lalinde

Periodista. Directora general de PrensaPlus

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *